EL BLOG DE LA SEGURIDAD

viernes, 2 de septiembre de 2016

Me gustaría hablar sobre uno de los temas más recurrentes en nuestra hermosa profesión, La Detencion

Me gustaría hablar sobre uno de los temas más recurrentes en nuestra hermosa profesión, la detención.
Si, ya sé que se ha escrito muchísimo sobre esto.
Hay multitud de artículos, ensayos y publicaciones por toda la red y por fuera de ella, pero a mí me gustaría exponer mi opinión respecto del asunto, si no os importa.
Lo primero que quiero hacer es cambiar totalmente el punto de vista.
El tema de la detención siempre se trata desde el ángulo de la legalidad o de la técnica seca y pura, ya sabéis, eso de poner grilletes y el resto, pero la detención tiene más aspectos y uno de ellos es el que deseo tratar.
Se trata del punto de vista profesional. Como se trata de “profesional”, obligatoriamente debe incluir un aspecto muy importante, la Seguridad.
Siempre debemos movernos dentro de un cierto nivel de Seguridad. Ojeando las dos leyes principales que regulan el asunto, lo primero que observo es que los señores legisladores no han efectuado NUNCA ninguna detención.
Y es que eso de abordar a un sujeto, informarle de su detención y ponerle los grillos, debe parecer bastante sencillo cuando se ve desde el sillón del despacho o en el televisor, durante un capítulo de nuestra serie favorita. Imagínense que en vez de uno, son tres… Y es que parece que a los legisladores, les da exactamente igual como sea, pero te ordenan hacerlo.
Y para no tenernos aburridos en esas largas horas de servicio, también nos obligan a denunciar las infracciones.


No nos hablan de los medios necesarios, ni de las medidas mínimas de seguridad ante estas actuaciones, ni de los gastos económicos que nos pueden reportar, no, nada de eso, detener y denunciar, para ellos, son cosas simples, sencillas y sin consecuencias…Siempre que lo hagamos como ellos nos dicen.
Y es que la cosa es así, estos Iluminados, quieren, encima, que detengamos y denunciemos, como quien invita a cenar, con corrección, proporcionalidad, legalidad y fuerza estrictamente necesaria…¡¡Como si eso se pudiera medir!! Luego está lo de las consecuencias económicas… ¿Cuánto dinero nos cuesta una detención…? Os puedo asegurar que algunas salen muy, muy caras.
Debemos tener siempre muy en cuenta, que cuando iniciamos cualquier intervención, existe la posibilidad de que acabe en detención, por lo que deberemos valorar si realmente nos interesa tal finalización.
Desde el punto de vista profesional, veo la detención como una herramienta más de nuestro trabajo. Detén solo cuando te sea estrictamente necesario, no detengas por obligación o por un falso sentido del deber. Detener te trae siempre consecuencias negativas que debes tener en cuenta.
Por ultimo señalar que nadie puede disponer ni de tu tiempo, ni de tu integridad física, ni de tu dinero, es decir, nadie puede obligarte a detener.
Si, ya se lo que dice la Ley, pero creo que esa ley es a todas luces injusta, por lo tanto, debe cambiarse, u obviarse…

Articulo de Manuel Romero Zambrano

Entrada destacada

Zonas donde buscar empleo de vigilantes

Zonas donde buscar empleo de vigilantes