EL BLOG DE LA SEGURIDAD

miércoles, 12 de marzo de 2014

La Magdalena gastará 30.000 euros en seguridad privada por la falta de voluntarios

J. MESTRE CASTELLÓ La próximas fiestas de la Magdalena de Castelló incrementará la cifra de vigilantes privados para compensar la falta de voluntarios de Protección Civil. La Junta de Festes destinará cerca de 30.000 euros en seguridad privada, según el presidente, Jesús López.
Protección Civil ha ido reduciendo el número de efectivos desde que en 2011se modificó la normativa y se cambiaron las gratificaciones económicas por incentivos en servicios públicos. Las fiestas de este año dispondrán de apenas diez voluntarios, cuando en 2011 Protección Civil contaba con 70. La Junta de Festes ha hecho uso en los últimos años de seguridad privada para suplir la falta de personal voluntario y este año crecerá el número de contratos, según López, aunque apuntó que el número definitivo de vigilantes se cerrará la semana que viene. Esta prestación extraordinaria centrará su cometido en los actos con mayor afluencia de público como mascletaes, conciertos y desfiles. 
La Junta de Festes también destacó que se reforzará el dispositivo público a cargo de la Policía Local y las Fuerzas de Seguridad de Estado. En este sentido, el ayuntamiento acogió ayer la junta de seguridad de la Magdalena con la asistencia del subdelegado del Gobierno, David Barelles, el alcalde, Alfonso Bataller, el concejal de Seguridad, Joaquín Torres, y los mandos policiales. El regidor destacó que 485 efectivos trabajarán cada día en la Magdalena, sumando un total de 4.367 turnos en los nueve días de las fiestas. La Policía Local realizará 2.317 turnos, la Policía Nacional, 1.500; la Policía Autonómica, 250, y los bomberos, 198. Por su parte, 90 unidades de Guardia Civil velarán por la seguridad en los castillos y mascletaes y el tráfico el día de la romería.

Nueva cobertura sanitaria
La Cruz Roja dejará de prestar esta Magdalena por primer vez en dos décadas el servicio de cobertura sanitaria en actos públicos de la ciudad. La organización sin ánimo de lucro rehusó optar al nuevo concurso público convocado por el ayuntamiento al considerar que las nuevas condiciones –contratación de empleados en vez de voluntarios– hacían inviable su participación. La nueva empresa concesionaria es Ambulancias CSA, que ha venido gestionando las ambulancias de la Generalitat en la provincia de Castelló. Asimismo, se trata de una de las 19 mercantiles de la Unión Temporal de Empresas que ha sido agraciada con la macroadjudicación del nuevo transporte sanitario de Sanidad. El consistorio pagará 35.000 euros en dos euros a Ambulancias CSA.
De esta manera, en Magdalena esta empresa acaparará el servicio ordinario de ambulancias de la Conselleria de Sanidad más el extraordinario del ayuntamiento. La romería dispondrá de una carpa medicalizada en la explanada de la ermita junto con dos ambulancias y una UVI, más ambulancias en Sant Roc de Canet y una en la zona de ascenso del Desert de les Palmes. Por su parte, el nuevo servicio de cobertura municipal habilitará dos ambulancias en la mascletà del primer sábado, dos en los castillos de fuegos, tres en la Nit del Foc, dos en el desfile del Pregó, dos en el coso multicolor y dos en los conciertos


http://www.levante-emv.com/castello/2014/03/12/magdalena-gastara-30000-euros-seguridad/1089112.html?utm_medium=rss

armas de los vigilantes de seguridad


Armas de los vigilantes de seguridad

 

 


Las competencias sobre las armas del personal de Seguridad Privada se llevan a cabo por la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE).

Vigilantes de Seguridad

El arma reglamentaria de los vigilantes de seguridad, en los servicios que hayan de prestarse con armas, será:

·    Revólver calibre 38 especial, de cuatro pulgadas.

Si por la razón del servicio deben hacer uso de armas largas utilizarán:

·    Escopeta de repetición del calibre 12/1970, con cartuchos de 12 postas.

Cuando existan circunstancias extraordinarias que impidan o desaconsejen el uso de las armas referenciadas para un servicio concreto, las empresas podrán solicitar de la Guardia Civil autorización para usar:

·    Armas largas rayadas de repetición, del calibre 6’35, 7’65, 9 mm corto, 9 mm parabelum ó 9 mm largo.

La Guardia Civil, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE), previa valoración de las circunstancias concurrentes, concederá o denegará la autorización.



Guardas Particulares del Campo

Las armas de fuego específicas de los guardas particulares del campo para desempeñar funciones de vigilancia y guardería, con carácter general, serán:

·    Armas largas rayadas de repetición.

Son armas concebidas para usar con cartuchería metálica, apta para su utilización con arma corta, de calibres:

·    6,35, 7,65, 9 mm corto,

·    9 mm parabellum,

·    9 mm largo,

·    22LR, 22 Magnum,

·    38 especial

·    357 Magnum.

Cuando existan circunstancias extraordinarias que impidan o desaconsejen el uso de las armas largas rayadas para un servicio concreto, las empresas de seguridad podrán solicitar de la Guardia Civil autorización para usar:

·    Revólver calibre 38 especial.

·    Escopeta del calibre 12, de repetición, con cartuchos de 12 postas,

La Guardia Civil, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE), previa valoración de las circunstancias concurrentes, concederá o denegará la autorización.

Escoltas privados

El arma reglamentaria de los escoltas privados será la pistola semiautomática del calibre 9 mm parabellum.

Normativa reguladora

·    Orden del Ministerio del Interior de 15 de febrero de 1997, por la que se determinan las armas de fuego a utilizar por los Guardas Particulares del Campo para desempeñar funciones de vigilancia y guardería,

·    Orden del Ministerio del Interior del 7 de julio de 1995, por la que se da cumplimiento a diversos aspectos del Reglamento de Seguridad Privada sobre personal,

El artículo 3 del Reglamento de Armas, aprobado por Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, clasifica en la categoría 2.1 a las armas largas para vigilancia y guardería, especificando que dichas armas serán las que se determinen por Orden del Ministerio del Interior o mediante decisión adoptada a propuesta o de conformidad con el mismo, como específicas para desempeñar funciones de vigilancia y guardería.

El artículo 93.1 del Reglamento de Seguridad Privada, aprobado por Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, establece que el arma reglamentaria de los Guardas particulares del Campo, será el arma de fuego larga para vigilancia y guardería, determinada con arreglo al artículo 3 del Reglamento de Armas, facultando la disposición final primera de dicho Real Decreto al Ministro del Interior para dictar las disposiciones necesarias para su ejecución.

El artículo 124 del Reglamento de Armas, relativo a las licencias para el ejercicio de funciones de custodia y vigilancia, contempla la posibilidad de que tales licencias autoricen el uso de armas de las categorías 1, 2.1 ó 3.2, de conformidad con lo dispuesto en la respectiva regulación o, en su defecto, de acuerdo con el dictamen emitido por la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE).

 
josepmarti

http://forodevigilantes.foroactivo.com/

http://vigilanteshoy.blogspot.com.es/


 

pocast de la otra seguridad, programa de radio online

Día del Vigilante: Los agentes de seguridad privada están de fiesta

Jessica Alva Piedra (jalva@peru21.com)
Apostados en las entradas de las empresas, de los mercados o en las calles de cualquier barrio de la ciudad, miles de hombres se han convertido en testigos del día a día del peruano promedio. Vigías de lo cotidiano y protagonistas de la seguridad ciudadana que mantiene en vilo al país, hoy los agentes de seguridad privada tienen un motivo para celebrar.
Buscando superar los calificativos que denigran su labor, desde el ‘yungay’ de un antiguo comercial de televisión hasta el más musical –y no por eso menos peyorativo– ‘wachiturro’, desde el 2011 los vigilantes de seguridad privada celebran todos los 11 de marzo su día.
Instaurada el 19 de mayo del 2010 por la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec, antes Dicscamec), esta fecha apunta a dignificar su trabajo.
Según calcula Félix Rivas, subgerente de Gestión de Talento Humano de Liderman, en todo el Perú son cerca de 100 mil personas las que trabajan como agentes de seguridad privada, de los cuales un 30% está aún en la informalidad.
Esta situación se puede traducir en bajos sueldos, pago por recibo por honorarios, ausencia de seguro de vida y largas jornadas de trabajo que superan, muchas veces, las 18 horas diarias.
EL PERFIL
Contrario a lo que muchos creen, no todos logran cumplir los requisitos necesarios para ejercer esta dura labor. Si bien no hay promedio de edad para trabajar como agente de seguridad una vez superados los 18 años, el postulante –según cuenta Rivas– debe haber estudiado la secundaria completa y ajustarse a un perfil psicológico que demuestre que puede mantenerse equilibrado en situaciones de tensión.
“Buscar personas agresivas para que trabajen en seguridad es un grave error. Hay una batería de pruebas que el área psicológica evalúa, como tests de comportamiento, de tolerancia ante situaciones adversas y manejo del estrés”, agrega.
Del personal también va a depender que se logre ir un paso más allá del estereotipo fácil que persigue a quienes se dedican a esta tarea, ya que de la forma cómo manejen su relación con el ciudadano dependerá el trato que reciben.
“Así como los ven, los tratan. Si ven que son personas capacitadas se ganarán el respeto, si ven que son personas mal presentadas, con lenguaje inadecuado, el trato que recibirán no será el óptimo. Cuando son tratados de buena forma genera orgullo y motivación”, indicó.

Entrada destacada

Zonas donde buscar empleo de vigilantes

Zonas donde buscar empleo de vigilantes